A TU DESTINO SIEMPRE PROTEGIDO

Pensando en tu seguridad y en todos los riesgos que puedas tener durante tus trayectos, te presentamos la Garantía contra Daños Accidentales, la cobertura que te acompaña a donde vayas.

Este es un programa pensado para protegerte en el camino en caso que tus llantas para camión Bridgestone o Firestone sufran daños.

¿Cuándo aplica mi garantía?

Para hacerla válida tu llanta debe de sufrir forzosamente daños accidentales o fortuitos, los cuales son todos aquellos deterioros provocados por una situación no prevista y que surgen súbitamente tales como: fallas por golpes, cortes, impactos y penetraciones. Para llantas con grabados iguales o superiores al 90%, se le reconocerá al 100%. Pero en caso de que el desgate sea menor al 90%, se determinará el porcentaje de uso para establecer el valor a reembolsar. En caso que tu llanta se vuelva inservible por causas como una sobrecarga, problemas mecánicos, vandalismo, exceso de velocidad, mala conducción, colisiones, accidentes o un mantenimiento incorrecto, como lo es una mala presión o una rotación inadecuada, tu garantía no será válida.

De igual manera, la garantía sólo será válida para aquellas las llantas de reemplazo de camión adquiridas en una red de distribuidores autorizada.

Garantía Camión

Aplica para los diseños Bridgestone / Firestone vigentes en Bridgestone Colombia SA (No aplica para las llantas ON/OFF o fuera de carretera) en cualquiera de las marcas Bridgestone / Firestone.

 

 

 

¿Qué vigencia tiene?

Tu garantía será válida durante seis meses a partir de la fecha de compra, y aplica únicamente en la compra de las marcas Bridgestone o Firestone.

Recuerda que para hacer válida tu garantía es necesario:
  1. Entregar una copia de la factura de tu compra.
  2. Que la causa de reclamos sea un daño fortuito.
  3. Que el producto no rebase los 6 meses a partir de su compra.
  4. Presentar la llanta físicamente.

¿Cómo hago valer mi Garantía contra Daños Accidentales?

Para poder hacerlo, deberás presentar la llanta dañada en el distribuidor donde la compraste, después un ajustador certificado revisará la llanta y dictaminará si el reclamo procede o no procede.

En Bridgestone queremos que llegues bien a tu destino, acércate a nuestros distribuidores y ¡pregunta por todas nuestras garantías!